Martes 2 de Junio de 2015

Confesiones antes de partir a Europa

“Si uno es Presidenta, no es para llorar”

"Lo único que puedo decir es la verdad. No vine a hacer precampaña, vine a hacer campaña".

Ni a Rodrigo ni a ninguno de los que fue le pregunté quien le había pagado los pasajes".

Antes de partir esta noche a Europa, la Presidenta Michelle Bachelet decidió salir a hablar. En una entrevista a radio Cooperativa, a veces marcada por silencios, Bachelet dijo a Cecilia Rovaretti que ella no hizo precampaña y menos tuvo que ver con su financiamiento, y que le dolió dejar caer a Rodrigo Peñailillo.

¿Si usted fuera ciudadano, no le costaría creerle a su Presidenta que no sabía nada de la precampaña?, preguntó la periodista. "Lo único que puedo decir es la verdad. No vine a hacer precampaña, vine a hacer campaña", respondió la Mandataria, quien contó que la decisión la tomó en febrero de 2013 y fue "súper dolorosa porque estaba haciendo un trabajo precioso en ONU mujeres". Contó que desde que llegó a Nueva York, en septiembre de 2012, iba "mucha gente y me pedían juntarse, y la pregunta típica era si iba a volver (…) Algunos iban a tratar de convencerme y otras a saber en qué parada estaba. Velasco fue cinco veces, conversamos, una de ellos me dijo que iba a ser el candidato a la precampaña. Otros me decían que había que tener programa hecho para el que fuera candidato de la Concertación. Por lo tanto, yo no era candidata hasta que tomé la decisión, La tomé, la informé y volví".

Platas venían del PS y PPD

Luego, Bachelet dijo que "nunca ni instruí, ni fue informada, ni autorice ningún forma de financiamiento para una precandidatura. Jamás. Cuando volví y pregunté en algún momento por los recursos, la respuesta fue: el PS y el PPD (…) Ese era el mecanismo que yo conocía".

Consultada, entonces, por los viajes de Peñailillo a Nueva York con pasajes pagados por Martelli, respondió que "ni a Rodrigo ni a ninguno de los que fue le pregunté quien le había pagado los pasajes. Rodrigo fue 2 veces y fue a decirme que él pensaba que yo debían postularme de nuevo", a lo que ella respondió lo mismo que Pérez Yoma, Bitar, Eyzaguirre, Patricia Poblete y Paulina Veloso: que creía que debían surgir nuevos liderazgos y que esa era su decisión por el momento.

Rovaretti le preguntó cómo se imaginaba, entonces, que se financiaba el programa que se hacía para el candidato que fuera. La Presidenta dijo que pensaba que se hacía tal como ella con el programa de Lagos: "en las horas extra hacía mi trabajo programático, en la noche, en la casa. Y me imagino que había personas en fundaciones, centros de estudios, lugares donde la gente trabajaba, recibía ingreso y preparaba materiales".

Luego, se le consultó por los pasajes de quienes habrían ido a filmar el video de campaña, en el cual salía ella embalando sus cosas."Una cosa era saber que se estaba haciendo un video, porque ya había avisado que era candidata. Tomo la decisión, comunico a los partidos y le pido a Rodrigo Peñailillo que sea jefe de campaña para lo que va a venir y que empiece con los preparativos y me dicen que va a venir una gente para hacer una filmación (…) Yo ya era candidato, ya había avisado a Santiago, ya había hablado con Ban Ki Moon y habíamos fijado el cronograma. Ahora, que quién financiaba, yo pensaba que era el PS y el PPD".

Bachelet confesó que fue "más doloroso" saber que parte de la plata venía de SQM, del yerno de Pinochet.

"¿Por qué no le creen Presidenta?", le planteó la periodista a propósito de la desconfianza. La Mandataria respondió con una reflexión: "hace muchos años siempre postulaba que lo más difícil de ganarse es la honra y qué fácil es perderla, porque después nadie dice: Ah, no, no era verdad, lo lamento, nos equivocamos. Pero mire, yo no estoy aquí... y si uno es Presidenta no es para llorar. No es para reclamar. Si la gente exige más transparencia y tiene dudas, y entiendo que la autoridades tienen la obligación de aclarar para que no haya las dudas, pero de todas maneras prefiero vivir en un país que quiere más transparencia, a un país donde pasan cosas y todo se tapa, y todo es escondido".

Publicidad

Política

Sobre Peñailillo

"Es un hombre joven, tiene un gran futuro por delante"

—¿Cómo quedó la relación con alguien tan cercano como Rodrigo Peñailillo con usted?

—Rodrigo Peñailillo es un hombre con tremendo talento político, hizo un gran rol como Ministro del Interior, logró sacar adelante leyes esenciales como la del binominal, aportó en la reforma tributaria, en la discusión de la reforma educacional. Es un hombre joven, tiene un gran futuro por delante y es un hombre muy político y, por supuesto que él entendió de que yo había llegado a una convicción después de una evaluación política, de que era necesario un cambio de gabinete.

Quiero decirle que son de las decisiones dolorosas y duras los cambios de personas, sobre todo cuando son personas que uno conoce, que ha tenido confianza, que ha trabajado con ellos, que saben que son personas muy leales. Pero los presidentes tenemos que pensar en el país, en las nuevas etapas que se abren y que tienen que otras personas, a veces, ocupar esos puestos.

—¿Eso no es sinónimo de dejarlo caer?

—Por supuesto que no. Pero uno como Presidenta tiene que tomar las decisiones que tiene que tomar. Y a veces son dolorosas.

—¿Ha vuelto a hablar con él?

—Hablé con él cuando falleció Miriam, su secretaria, y he sabido de él también. Estoy enterada de cómo está.

—¿Está bien?

—Yo creo que no ha sido fácil.

VOLVER SIGUIENTE